Revivi el 24 de Marzo

Aire Libre estará presente, como todos los años, el 24 de marzo, con una transmisión especial, desde el monumento Nacional a la Bandera, con la cobertura de la marcha en nuestra ciudad y el en país a través de FARCO. Enganchate desde tempranito a la radio, recordá  FM 91.3 o sino por internet en http://airelibre.myl2mr.com/

 

 

 

El Sábado 24 de Marzo, como todos los años, Aire Libre dijo presente! Y se sumó al Día de la Memoria con una transmisión especial. Desde temprano instalamos nuestra carpa transmisora bien en frente del escenario, donde horas más tarde se desarrollaria el acto de cierre. Allì estuvimos en la operación técnica Rodrigo Vallejos y André Nunes, Lucho Ifran se hizo cargo de la conducción. En la producción Félix Garcia Colombo y Beto Palacios, y nuestros movileros Ignacio Cagliero, Gastón Weiss, Julia Irigoitia, Fabián Romero y Laura Alcaraz. Una tarde de trabajo comunitario y compromiso con la memoria.

 

La movilización salió de la plaza San Martin aproximadamente a las 17:30 horas, una multitud que marcahaba a paso lento en dirección al monumento Nacional de la Bandera. Al rededor de unas 50 mil personas se darian cita a las orillas del Río Parana.

 

El primero en acercarse a nuestro estudio móvil fué Eduardo Belmonte, referente de la CCC (Corriente Clasista y Combativa) quién dialogó con Luciano Ifran en el aire de la 91.3:

 

 

 

Acto seguido, desde la cabecera de la movilización que todavia marchaba por la calle San Martín y San Luis, Fabián Romero nos acercó las voces de gente:

 

 

 

La transmisión segui concurrida, y mientras esperábamos las columnas de las diferentes organizaciones, entrevistamos a Mario Lopez, quién integra la APDH Rosario:

 

 

Fué El Movimiento Rosario quién puso color a la tarde con una intervención en vivo sobre el escenario. Una tela de cuatro metros intervenida en vivo mientras todavia esperavamos llegar el gruso de la movilizacón, fué Freddy Sciarrata quien ademas de manos a la obra, le puso voz a los colores por los microfono de Aire Libre:

 

 

Ya habian llegado las colmunas y la bera del Parana estaba colmada de gente. Carlos Ghioldi, de La Toma, espacio recuperado por los trabajadores del ex supermercado Tigre en el año 2001, se acercò a saludar y se sento en nuestra mesa de trabajo para charlar y contarnos la actual situación de La Toma y su participaciòn como trabajadores en esta conmemoración del 24 de Marzo:

 

 

Ya estabamos todos ahi, en la plaza frente al monumento Nacional a la Bandera. Y en ese calor humano se dió el cierre del acto con la lectura del documento acordado por todas las organizaciones:

 

 

Nosotros así nos despedimos, hasta el proximo año, donde seguramente nos volveremos a ver y a escuchar para decir Nunca Mas. Ni Olvido Ni perdón. 30 mil compañeros detenidos desaparecidos PRESENTE! Ahora y SIEMPRE!

 

 

Adjunto texto del documento:

 

Texto completo del documento a 42 años del golpe genocida y adhesiones a la marcha y acto en Rosario

“Un nuevo 24 de marzo nos encuentra marchando por la ciudad, recordando a nuestros 30 mil desaparecidos y desaparecidas, sus vidas plenas, comprometidas; su militancia constante por una sociedad libre, justa y solidaria. Aquí estamos de pie y resistiendo, que es el mejor homenaje que podemos hacerles.

Hoy seguimos luchando junto al pueblo para frenar este proyecto de hambre, entrega, represión e impunidad, como cuando copamos las calles con los organismos de derechos humanos para decir no al 2×1 a los genocidas, como los pasados 14 y 18 de diciembre contra la reforma previsional, como el 21 de febrero junto a los sindicatos y movimientos sociales y como el 8 de marzo con el movimiento de mujeres.

A 42 años del golpe genocida, seguimos reivindicando a las organizaciones políticas, gremiales y sociales que en las décadas del sesenta y setenta –tal como otras lo habían hecho antes–, asumieron con claridad meridiana la necesidad de vivir en una patria para todos y todas, igualitaria, y abrazaron la causa de la liberación nacional y social.

Los 30 mil compañeros y compañeras están presentes, en cada brazo joven que alza una pancarta, en los pañuelos blancos, en cada lucha del pueblo argentino, en cada uno de los que seguimos peleando para que alguna vez todo sea como lo soñamos.

Este 24 nos encuentra con un gobierno nacional que representa cabalmente a los sectores imperialistas y oligárquicos, responsables de la miseria, el hambre y la entrega del pueblo argentino.

Autores de las peores páginas de nuestra historia, desde las masacres de la Patagonia, el bombardeo de la plaza de mayo, hasta el crimen más siniestro: la última dictadura cívico militar del ‘76.

Ahí están los Bullrich y los Braun, descendientes directos de los asesinos de la Patagonia; Etchevehere flor y nata de la oligarquía terrateniente; Aranguren, director del monopolio imperialista Shell; y el propio Macri, dueño de una de las grandes empresas que más se enriqueció durante el terrorismo de Estado.

Esos mismos, que junto con la cúpula de la Iglesia fueron la pata cívica del genocidio, nos proponen dejar en el olvido a nuestros compañeros y compañeras. Nos proponen reconciliarnos con quienes los torturaron, mataron, vejaron, robaron nuestros hijos, nuestros hermanos y hermanas.

¡Volvemos a decir NO! ¡Ni olvido, ni perdón! No hay reconciliación con los asesinos, torturadores y criminales de lesa humanidad.

En una liberación encubierta, casi una amnistía, en prisiones domiciliarias, los genocidas cada vez gozan de más libertad. Los seguiremos escrachando y luchando por su prisión efectiva. Porque a los genocidas el único lugar que les cabe es la cárcel.

Las políticas económicas del gobierno nacional, las mismas que siempre reclama el FMI y el Banco Mundial, y que nos llevan a la precarización laboral, despidos, cierres de fuentes de trabajo, solo se pueden mantener con la represión que están desplegando ante cada reclamo popular. Hechos de violencia institucional que se repiten y que costaron vidas como las de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. La cárcel de Milagro Sala y otros compañeros y compañeras fue el inicial mensaje de que esto ocurriría. Cada vez son más las personas presas políticas por luchar contra la entrega y la pérdida de derechos. La persecución a opositores y su detención arbitraria crece junto al descontento popular.

El poder económico hoy no necesita de golpes militares, cuenta con una enorme concentración de medios masivos de comunicación, jueces y fiscales y fuerzas de seguridad para intentar imponer su modelo de país.

El desprecio por los derechos sociales no tiene límites para el gobierno de Mauricio Macri. El desprecio por la vida tampoco, prueba de ello es el cinísmo con el que manejaron lo ocurrido con los 44 compatriotas del submarino ARA San Juan.

La lucha de los 30 mil compañeros y compañeras es un puente entre las banderas históricas que nuestro pueblo levanta desde los orígenes de la nación hasta nuestro presente. Es la que da sentido y explica la que llevan adelante los sindicatos que reclaman salarios y trabajo digno y paritarias sin techo; la de los desocupados y las jubiladas; la de los trabajadores y trabajadoras de la economía popular; la de los pueblos originarios y las comunidades campesinas en defensa de nuestras riquezas naturales y contra el saqueo de las mineras y los agrotóxicos; la de las compañeras que gritan “ni una menos”; la lucha por la diversidad sexual y de género, la de las madres y las organizaciones sociales y comunitarias que claman que “paren de matar a los pibes y pibas de los barrios”; la de quienes peleamos por educación, salud, vivienda y una patria para todos y todas.

El avance de este proyecto neoliberal sólo se frena con la unidad más amplia del pueblo argentino. La unidad que estamos construyendo en las calles, en cada conflicto, en cada lucha, es el camino.

No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.

30 mil compañeros y compañeras desaparecidos, presentes. Restitución de las hijas e hijos de desaparecidos apropiados por los genocidas. Juicio y castigo para todos los responsables del terrorismo de Estado, partícipes y beneficiarios del poder económico y sus cómplices. Sentencia firme para todos los condenados en Argentina por delitos de lesa humanidad. Exigimos la aceleración de las causas por crímenes del terrorismo de Estado.

Basta de dilaciones en la causa Klotzman y Feced, que incluye como acusado nada menos que al cura Eugenio Zitelli.

Rechazamos el proceso de amnistía encubierta que promueve el gobierno nacional. Basta de prisiones domiciliarias a los genocidas.

Repudiamos el vaciamiento y los despidos en programas fundamentales en el marco de las políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia, así como los que están ocurriendo en todos los niveles del Estado.

No al vaciamiento del programa de protección de testigos de lesa humanidad en Santa Fe y de la Secretaría de DDHH de la provincia.

Exigimos al Estado Vaticano la apertura de sus archivos secretos de la represión asesina y que sean entregados al pueblo argentino, así como los del gobierno estadounidense sobre la dictadura en Argentina y todo el plan Cóndor.

Exigimos justicia y el esclarecimiento por la desaparición de Jorge Julio López.

Ante la farsa del juicio en el que se consideró el crimen de Silvia Suppo, como un homicidio común, exigimos un nuevo proceso que investigue el asesinato de nuestra compañera, por su carácter de testigo y querellante en las causas de lesa humanidad.

Reafirmamos que los delitos de la triple A, son crímenes del terrorismo de Estado y de lesa humanidad.

Reclamamos que los delitos cometidos por los represores de la dictadura contra los conscriptos y combatientes de Malvinas, sean considerados crímenes de lesa humanidad. Y exigimos: ¡Fuera ingleses de Malvinas!

Pedimos Justicia por los cuatro desaparecidos de la Tablada.

Exigimos juicio y castigo para los responsables materiales y políticos de los asesinatos de Juan Alberto Delgado, Rubén Pereyra, Ricardo Villalba, Walter Campos, Yanina García, Graciela Acosta, Claudio Lepratti, Graciela Machado y Marcelo Pacini, cometidos por la policía de Reutemann en diciembre de 2001.

Seguimos reclamando el Juicio y Castigo a los responsables materiales y políticos de los asesinatos de todos los militantes sociales, políticos y gremiales, como los del maestro Carlos Fuentealba; el presidente de la Federación Nacional Campesina y dirigente originario Mártires López; y los militantes populares Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

No olvidamos a militantes sociales como Mercedes Delgado, Mariano Ferreira, Jere, Mono y Patón, y celebramos las condenas a sus asesinos conseguidas con la lucha popular.

En defensa de La Toma, no al desalojo.

Denunciamos que tras la desarticulación de la Ley de Medios se agudiza la conformación de monopolios, la censura y la persecución a trabajadores de prensa.

Por la plena implementación de la Ley de Salud Mental. Por la plena implementación de la Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, y la declaración de la emergencia nacional.

Exigimos que el Congreso apruebe la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Y decimos: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, y aborto legal, seguro y gratuito para no morir.

Basta de femicidios y crímenes de odio. Justicia por los travesticidios de Diana Sacayán y Pamela Tavarez. Repudiamos y rechazamos el protocolo de detención a integrantes de la comunidad LGTB del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Exigimos justicia para todas las víctimas de gatillo fácil y violencia institucional, que tiene en los casos de Franco Casco y Gerardo Escobar –por haber sido además desaparecidos–, dos causas emblemáticas en nuestra ciudad. Rechazamos el fallo en la causa por el asesinato de Jonatan Herrera. Repudiamos el archivo de la causa Alejandro Ponce y Maximiliano Zamudio, y la de Cristian Aquino, por quien exigimos el esclarecimiento de los móviles políticos e intelectuales de su asesinato. Reclamamos Justicia por Brandon Cardozo y María de los Ángeles Paris, por Michel Campero, Alexis Berti, David Campos y Emanuel Medina.

Exigimos que el gobierno y la Justicia provincial deje de proteger a la policía en los casos de violencia institucional.

Reclamamos la aparición con vida de Valentín Reales.

Repudiamos los dichos de la ministra Bullrich y el presidente Mauricio Macri y su aval a las ejecuciones sumarias y el gatillo fácil. No a la doctrina Chocobar, que habilita fusilamientos por la espalda de niños de 12 años como Facundo Ferreira, asesinado en Tucumán.

Por políticas para la vida para todos nuestros pibes y pibas. Basta de narcopolicías, represión e impunidad. Por el fin de institutos como el IRAR.

No a la instalación de bases militares extranjeras en Argentina y latinoamérica.

Rechazamos la intervención de las fuerzas armadas en asuntos de seguridad interior.

No al asedio golpista, económico, mediático e imperialista contra los gobiernos populares de latinoamérica. Viva la patria grande.

Solidaridad con las víctimas rosarinas del atentado en Nueva York, del cual es especialmente responsable Estados Unidos por su política exterior.

Repudiamos el plan económico de Mauricio Macri, de ajuste y endeudamiento; que sube precios y tarifas al pueblo, quita impuestos y retenciones al poder económico concentrado, deteriora el salario, las jubilaciones, limita las paritarias y genera despidos masivos.

Rechazamos la reforma previsional y laboral. Repudiamos la adhesión al pacto fiscal por parte de nuestra provincia, acompañada en la legislatura por una parte de la oposición.

Repudiamos todo acto de amedrentamiento, persecución y espionaje a organizaciones sindicales, sociales y populares. No a la judicialización y criminalización de la protesta. Cierre de todas las causas abiertas contra luchadores y luchadoras. Libertad a los presos políticos y presas políticas. Derogación de la Ley antiterrorista y de todas las normativas y legislaciones que prentendan penalizar el ejercicio de las libertades democráticas y el derecho a las manifestaciones sociales.

Denunciamos que esta estrategia de persecución político-judicial, se inició apenas comenzado el gobierno de Mauricio Macri con la inmediata prisión de Milagro Sala en Jujuy, continuó con Facundo Jones Huala preso en la Patagonia, siguió luego con detenciones en las que se violaron todas las garantías procesales, como ocurre con numerosos dirigentes opositores, y se profundiza con esta última cacería contra militantes y luchadores sociales opositores que se manifestaron contra la reforma jubilatoria.

Pedimos el cese de la persecución a Sebastián Romero.

Denunciamos que producto de esta política de represión a opositores y quienes reclaman por sus derechos, llevada a su extremo más violento, fueron muertos por fuerzas nacionales Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, por quienes seguimos exigiendo Verdad y Justicia.

Con la memoria de nuestros 30 mil compañeros y compañeras como bandera, redoblamos la lucha y apostamos por la más amplia unidad para construir una patria justa, libre y soberana”.