Donar

Como estamos hoy, he!

 
Nuestra radio comunitaria esta en vísperas de cumplir 30 años, 30 años de historia en
la comunicación comunitaria y popular. Desde nuestra fundación hasta hoy hemos
atravesado por distintos momentos históricos y políticos, por los cuales supimos
sobrevivir, resistir y crecer junto al barrio y nuestra ciudad. En la actualidad estamos
transitando, al igual que todo el pueblo argentino, una etapa de crisis económica que no nos permite realizar con plenitud nuestra vocación y responsabilidad que asumimos como trabajadores de la comunicación comunitaria.
Entre las escasas fuentes de financiamiento que contamos las Radios comunitarias
están:
 
. La publicidad estatal, que en todos los casos se distribuyen en forma discrecional favoreciendo a unos y discriminando a otros, a nivel Municipal y Provincial es muy escasa, y a nivel Nacional es nula.
 
. Los FOMECAS, son los fondos para el fomento para los medios sin fines de lucro, una
conquista que se plasmó en la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, estos
fondos no se están ejecutando en los plazos previstos y además tienen destinos
específicos por lo que no se puede aplicar a la sostenibilidad cotidiana.
 
Hoy la concentración mediática es cada vez más eminente debido a que los primeros
decretos presidenciales dejaron sin efecto el espíritu antimonopólico de la ley 26.522. 
Los medios públicos responden a los intereses del poder ejecutivo, los medios
corporativos, dueños del 80 % de las licencias responden a los intereses de las grandes
corporaciones que por lo general son los mismos intereses que los del gobierno
nacional.
Las radios comunitarias “no” somos neutrales, somos y hemos sido medios que
proponemos y defendemos políticas que hacen a una sociedad más justa, equita$va e
inclusiva.
Desde 1988 hasta hoy transcurrieron distintos momentos históricos y políticos, de los cuales supimos sobrevivir, resistir y crecer juntos al barrio.
 
  
 

$100

Te cuesta llegar a fin de mes, todos los pantalones parecen tener el bolsillo roto... pero igual querés aportar! Fantástico, todo suma y tu aporte es importante para nosotros!

$250

No tirás manteca al techo pero estás dispuesto a hacer un sacrificio para un aporte significativo en pós de fortalecer la comunicación popular y comunitaria! Que Grande!!

$500

Tu buena situación economica no te deja caer en la omnubilación que provoca la sociedad de consumo y el bienestar acumulado no te hace olvidar de la solidaridad, asi que bienvenido compañero, compañera, ese aporte solidario!!

$1000

Entre viajes a Miami y Berlin te pico el bichito de sensibilidad social, y dispuesto a dejar atrás la lucha y el rencor de clases decidiste hacer un aporte solidario, que al fin de cuentas, no te va a hacer menos rico. Bienvenido sea y acordate que vale repetir!!

Hoy, mas que nunca necesitamos de tu aporte

Para que podamos continuar con una comunicación plural y democrática donde se
escuchan las voces de distintas organizaciones y entidades de bien público.
Para que podamos seguir estando cerca de nuestros vecinos para contar “Lo Que Pasa”
en nuestro barrio, en nuestra región, para que tengamos la posibilidad de continuar recorriendo los barrios para transmitir y difundir lo que consideramos importante, y no repetir lo que otros medios nos imponen como agenda.
Para que podamos incidir en las políticas públicas a favor de las demandas de los
vecinos.Para que podamos seguir defendiendo los derechos de los trabajadores de los
estudiantes, los jubilados, los niños, y especialmente de los más desprotegidos.
Y para que podamos seguir aportando a la cultura, a la educación, al conocimiento y al
entretenimiento de todos los que se acercan diariamente a buscar algo distinto a lo
que ofrece el mercado.

 

Sistema de debito Automatico:

Te pedimos que nos ayudes a defender a “Tu” radio comunitaria, con un aporte

económico mensual, adheriendo a nuestro sistema de debito automático.

Llamanos al 0341-4325261 o
escribínos a secretaria@airelibre.org.ar
o mandanos un mensaje con tu número de teléfono y te llamamos antes de que te arrepientas!