Paritarias

El gobierno nacional modificó por decreto la paritaria nacional docente.

La decisión fue publicada este miércoles y modifica el régimen de discusión salarial entre los gremios docentes y el Estado a partir de este año.

 

 

A partir del decreto 52/2018, el presidente Mauricio Macri modificó el régimen de discusión salarial con los gremios docentes que se venía dando desde la sanción de la Ley Nacional de Educación. La justificación del gobierno para modificar la reglamentación de la Ley de Financiamiento Educativo fue “nuevos criterios de relación”.

Algunos de los cambios establecidos en el decreto es que se elimina la discusión del salario mínimo, que permitía establecer un sueldo piso en todo el país. Además, establece la participación en la mesa salarial de un miembro por cada asociación sindical, en vez de que sea de manera proporcional a la cantidad de afiliados como hasta ahora.

De esta manera, se limita la participación de la CTERA, el gremio con mayor representación a nivel nacional y uno de los que más ha hecho frente a las políticas del gobierno. Desde esa federación aseguraron que presentarán una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT)  y la Internacional de Educación.

En declaraciones a FARCO, Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional por Unidad Ciudadana, dijo que esta decisión “confirma que el gobierno quiere ponerle un techo por debajo del costo de vida a los salarios de todos los trabajadores de Argentina” y que “hay una búsqueda desenfrenada de bajar el costo laboral, que se traslada no sólo al intento de reforma laboral, sino al intento de bajar salarios mas bajos”.

A su vez, desde el gobierno nacional informaron que pretenden que las negociaciones salariales en general no superen el 15 por ciento de aumento. Yasky afirmó que esto implicaría la “pérdida de nueve puntos del salario mínimo” y advirtió que la decisión será resistida por los trabajadores.

El dirigente adelantó que tomarán medidas de fuerza, ya que “los trabajadores hoy no van aceptar seguir perdiendo poder adquisitivo”.